Sustancias enteogenas: 5 mitos desmontados en 5 min

Sustancias enteogenas: 5 mitos desmontados en 5 min

Si te consideras un psiquenauta experimentado seguramente manejas esta información básica, pero para el recién iniciado y para quienes apenas se han asomado por el vasto mundo de la exploración enteógena, esta información puede no ser tan evidente. De cualquier modo, tu o alguien que conoces puede beneficiarse de saber la verdad tras estos 5 mitos sobre sustancias enteógenas.

 

MITO 1: SON NATURALES

Algunos enteógenos son naturales, como la Ayahuasca, la Salvia, la Cannabis y algunos hongos y cáctus. Otros son sintetizados en laboratorios mediante conocimiento y técnicas científicas, como la LSD y el MDMA.

 

MITO 2: SON DROGAS DE FIESTA

Es cierto que la LSD y MDMA o éxtasis son utilizados, normalmente en combinación con otras sustancias, en el contexto de fiestas electrónicas, aún así la experiencia empírica y los estudios científicos demuestran que son sustancias con un potencial terapéutico potente y esta etiqueta de “droga recreativa” no es realmente apropiada.

 

MITO 3: SIEMPRE TE HACEN VIAJAR

El viaje enteógeno, entendido como la alteración de la consciencia acompañada de efectos visuales y/o auditivos, es a lo que normalmente apuntan las personas que hacen uso de estas sustancias. Aún así, algo cada vez más común es el consumo de microdosis, como parte de tratamientos terapéuticos, que nNO produce este tipo de efectos. También hay que decir que muchas veces, independientemente de la dosis, el consumo del enteógeno no lleva al esperado viaje por distintos factores ambientales y personales.

 

 

MITO 4: YA SABEMOS TODO LO QUE HAY QUE SABER SOBRE LOS ENTEÓGENOS

De hecho es todo lo contrario. Por un breve período durante los años 50-60 se iniciaron las investigaciones en el campo, pero la prohibición fue total, y los investigadores tuvieron que detener toda la actividad científica que apenas recientemente se ha reactivado. Los conocimientos tradicionales son ancestrales, pero en términos científicos sabemos relativamente poco sobre el funcionamiento y los efectos de los enteógenos.

MITO 5: SON ADICTIVAS Y AFECTAN EL CEREBRO COMO CUALQUIER OTRA DROGA ILEGAL

Hay más preguntas que respuestas sobre el impacto de las distintas sustancias enteógenas en el cerebro, pero si tomamos el ejemplo de la Psilocibina, los estudios demuestran que sus efectos en el procesamiento de información a nivel cerebral son de hecho positivos y no es una sustancia adictiva, mientras que otras sustancias como el alcohol y la cocaína estimulan un sistema de recompensa y motivación en el cerebro que las hace sumamente adictivas.

 

(b) Representación de las conexiones cerebrales estimuladas por el uso de Psilocibina (pincha en la imagen para ir al estudio publicado en la Royal Society Interface)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *