7 películas que son un verdadero Trip

7 películas que son un verdadero Trip

Por su estética, por la fotografía, por la banda sonora o por el simbolismo más o menos implícito en cada una de ellas, te presentamos siete películas que sin duda alguna te llevarán de la mano en un fascinante viaje de, al menos, un par de horas.

Baraka (1992)

Baraka es una palabra sufí que significa aliento de vida, y se trata de un viaje puramente sensorial a través de la evolución de nuestra especie y la relación con el planeta que habitamos. Filmada en 24 países, al igual que su secuela Samsara (2011) pertenece a un subgénero documental que, aunque no muy prolífico, ofrece experiencias cinematográficas sin historia lineal, sin personajes ni diálogos, y al prescindir de estos recursos el lenguaje visual gana, y mucho. Baraka es calificado por muchos como el mejor documental de la historia, un poema visual con una perspectiva de la humanidad al mismo tiempo herida y enamorada.

The Yellow Submarine (1968)

El argumento de esta peli británica es sencillo: narra las aventuras de unos Beatles animados en un Universo de visiones psicodélicas. Bien entrado el siglo XXI puede parecernos un argumento poco novedoso, pero a finales de los 60 esta peli revolucionó el mundo de los dibujos animados y de las bandas sonoras, al ofrecer un viaje estético magistralmente musicalizado que hizo que el mundo de los dibujos animados ganara un merecido respeto en el campo de las artes.

El Viaje de Chihiro (2001)

Ganadora del oscar al mejor largometraje de animación en 2002, el Viaje de Chihiro es una parada obligada para cualquier cinéfilo que aprecie una buena narrativa fantástica y una inmersión intensiva al imaginario espiritual japonés. Un viaje para grandes y chicos desde la mirada de una niña de diez años, el viaje de Chihiro está lleno de belleza, misterio y emociones enteógenas.

Despertando a la Vida (2001)

Un viaje a través de los sueños lúcido del protagonista logrado  gracias a la técnica de la rotoscopia (también utilizada en Una Mirada en la Oscuridad), donde secuencias reales se superponen con animaciones. El hilo narrativo lo llevan las discusiones filosóficas con los diferentes personajes que se va encontrando en este paseo onírico, por lo que la acción y lo visual pasan a un segundo plano y el lenguaje racional toma un rol protagónico. Si no consigues digerirla toda en una sola sentada, puedes mirarla por bloques de diálogos, pues en cada bloque te encontrarás una cebolla filosófica con infinita tela para cortar, especialmente si estás acompañado.

La Montaña Sagrada (1973)

Película surrealista del director y místico Alejandro Jodorowsky, es el pilar que consolida el género del cine esotérico además de ser considerada por muchos como su gran obra maestra. Producido por el representante de los Beatles a petición del mismísimo Lennon, es el único filme basado en el Eneagrama de la Personalidad, temática desarrollada a partir del sufismo por referentes de la psicología transpersonal como Gurdjieff y Claudio Naranjo. La montaña Sagrada es un filme lleno de simbolismos en distintas capas, como si se tratara de una gran cebolla esotérica. No basta experimentarlo una sola vez.

Le Planete Sauvage (1973)

Estéticamente impactante, con una banda sonora que solo podemos describir como ecléctica, El Planeta Salvaje se ha convertido en un filme de culto por las más variadas razones, que sin embargo se encuentran en una sola palabra: fascinante. La animación cut-out le da un toque surrealista y psicodélico a lo que en apariencia es un argumento bastante sencillo, pero no exento de reflexiones sobre nuestra condición humana.

2001: Una Odisea del Espacio (1968)

¿Qué se puede decir de esta obra de arte? Una de las películas más aclamadas en el cine a nivel mundial donde el perfeccionismo de Kubrick alcanza un nivel superior pues, a pesar de haber sido rodada un año antes de que el hombre llegara a la luna, el director cuida con tal rigor cada detalle que se considera la película de ciencia ficción más respetuosa con las leyes de la física que se ha rodado en la historia. George Lucas (Star Wars) la menciona como una obra definitivamente inspiradora de su trabajo. Ganó un oscar por sus efectos visuales, y estuvo nominada al de director, guión y dirección artística. Merece la pena verla no una, ni dos, sino las veces que puedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *